Contexto histórico

El romanticismo surge en el Reino Unido a principios del siglo XIX llegando a Alemania y al resto de Europa  como una respuesta hacia el racionalismo y al clasicismo.

El romanticismo surge en España durante la primera mitad del siglo XIX una época de conflictos políticos en la que los conservadores defendían sus privilegios a diferencia de los progresistas que luchaban por suprimirlos. Aparece el laicismo para dar paso a un estado aconfesional mientras el pensamiento católico tradicional se defiende de los nuevos ideales de los librepensadores y del filósofo alemán Krause. Además se producen movimientos de protesta anarquistas y socialistas que incluyen huelgas y atentados por parte de la clase obrera que antes el fuerte desarrollo industrial y cultural en Europa ve como España se aleja más del resto de Europa y ofrece una visión de un estado atrasado.

1 comentarios:

Publicar un comentario